No me provoque usted, Carmen Cereña, que respondo…

Chrissie Hynde (la de Pretenders), hizo unas polémicas declaraciones sobre la violacion sexual de las mujeres. Declaraciones que levantaron ampollas entre las feministas y, en general, en la sociedad que nos ha tocado sufrir.

Debo confesar que este texto se me ha atragantado. Que lo he reescrito muchas veces. Que he leído las polémicas declaraciones hasta casi memorizarlas. He contrastado las diferentes publicaciones de la misma entrevista intentando encontrar la pieza que no me encajaba… En fin, que he invertido muchas horas y mucha energía en esta búsqueda. Lo correcto sería decir de ella lo que ya se ha dicho. Posicionarme del lado de lo políticamente correcto para no ser atacada por unos y otras. Tal vez, lo correcto sería decir que estoy de acuerdo con Carmen Cereña. Sería lo correcto y lo fácil. Lo difícil es cuestionar la opinión que tantos tienen en común sobre el tema tabú: la violación.
“Déjenme asegurarles que, técnicamente hablando, sea cual sea el modo en que quieran mirarlo, esto fue todo culpa mía y asumo la completa responsabilidad. No podéis jugar con la gente, especialmente si usan camisetas con leyendas tales como “Me encanta la violación” o “Ponte de rodillas”.”
Así, con desnudez, habló de su violación. Ella quería ir a una fiesta. Un grupo de moteros se ofreció a llevarla. Pero no la llevaron a la fiesta que ella quería, la llevaron a una casa abandonada para tener su fiesta (la de ellos). Por supuesto que esas camisetas con esas leyendas eran las de los moteros que la violaron.
Chrissie Hynde estudió Bellas Artes en la Universidad de Kent. Comprometida social y políticamente, el 4 de mayo de 1970, se unió a una protesta en la propia universidad contra la invasión estadounidense a Camboya. La Guardia Nacional cargó contra ellos asesinando a cuatro estudiantes e hiriendo a otros nueve. Uno de los estudiantes asesinados era amigo íntimo de ella. Sobrevivir a semejante brutalidad, a semejante violación, debe de ser algo muy difícil. Ponerle rostro a la muerte es algo impactante. Cuando sientes en tus entrañas que ha llegado tu final pero sobrevives, llega un momento que sientes que ojalá hubieras muerto, porque tu vida se ha convertido en sobrevivir a un día más. Y todas esas emociones llegan porque no estabas alerta. Porque vives en una sociedad de confort.
Chrissie Hynde es una reconocida feminista y defensora de los derechos de los animales. Experimentó con la contracultura, el hippismo, las drogas, el vegetarianismo y la mística oriental.
Una feminista dijo de ella, a propósito de sus declaraciones:
“Hynde ha destruido todo el legado feminista con unas declaraciones espantosas”.
Repasemos la Biblia:
Génesis 3:16
“Dijo a la mujer: multiplicaré tus trabajos y miserias en tus preñeces; con dolor parirás los hijos, y estarás bajo la potestad o mando de tu marido, y él te dominará”.
Deuteronomio 21:10-14
“Si saliendo a pelear con tus enemigos, el Señor Dios tuyo los entregaré en tus manos y los cautivares, y vieres entre los cautivos una mujer hermosa y deseas tenerla por mujer, la introducirás y se rapará el cabello y se cortará las uñas; dejará el vestido con que fue hecha prisionera, y quedándose en tu casa, llorará un mes a su padre y a su madre. Después de esto te juntarás con ella y será tuya. Si andando el tiempo te desagradare, la despacharás libre; no podrás venderla por dinero, ni oprimirla con tiranía ya que la desfloraste”.
¿Dónde está aquí el derecho de la mujer a decir “NO”? ¡Ah! Es verdad, las mujeres fuimos despojadas de todo derecho. Es verdad que el hombre se creía con el derecho “divino” de violar. ¡Ufff! Duro, ¿eh?
¿Aún os escandalizan las palabras de Hynde?
Sigamos repasando:
– Bertolucci reconoció que en su película “El último tango en París”,  Marlon Brando violó (por  amor al arte) a una jovencísima María Schneider (19 años). Según el director de la película, ella no fue advertida “porque quería realismo”.
María calló y terminó el rodaje.
En una entrevista que le hicieron al cineasta en el año 2013, dijo “Culpable, pero no arrepentido”

 – Bloomingdale’s es una cadena norteamericana de artículos de lujo. En una campaña publicitaria utilizaron el siguiente slogan:
“Échale alcohol (o drogas) al ponche de tus amigas cuando no estén mirando”
– En la película “Cincuenta sombras de Grey” parece que la práctica del BDSM (Bondage y Disciplina; Dominación y Sumisión; Sadismo y Masoquismo) es algo sublime y que te estás perdiendo la experiencia de tu vida.
La diferencia es que el BDSM es algo hablado y consentido por todas las partes que lo practican, y nada tiene que ver con el sadismo criminal.
Para un alto porcentaje de mujeres, la violación es la fantasía sexual más frecuente, aunque hay que aclarar que esta fantasía tiene dos premisas fundamentales:
Primera: que sea alguien que ella desee.
Segunda: que las cosas sucedan tal y como ella imagina.
Los gorilas y los orangutanes violan a las hembras de sus manadas para someterlas. Los chimpancés no lo hacen, pero las maltratan con el mismo fin. Sabiendo esto podríamos pensar que los violadores están más cerca de los primates que del Homo sapiens.
La mente necesita encontrar argumentos para aliviar el dolor. Y en ese buscar hará lo necesario para no encarar lo que te ha destruido, lo que ha marcado y determinado tu vida. La víctima no es culpable, pero entiendo las palabras de Chrissie. Veo el dolor que hay detrás de cada palabra. Veo la necesidad de minimizar los daños. Y veo el reconocimiento implícito de que a la mayoría de las mujeres les gusta el peligroso juego sexual. A la mayoría de las mujeres les gusta excitar sexualmente al hombre porque les hace sentir poderosas cuando dicen “NO”. Es una forma de rebelarse de tanta frustración.
Negar la lucha necesaria por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres es de idiotas.  Sobre todo cuando sigue habiendo culturas donde la mujer vale menos que una vaca. Pero, en ese afán de igualdad, hemos llegado a extremos increíbles. Hoy en día un hombre casi no puede ser educado y abrirle la puerta a una mujer o anteponerla en una presentación porque será tildado de machista.
Francamente, no creo que las declaraciones de la de Pretenders fueran para publicitarse. Creo que eran honestas, sinceras y hasta maternales. Eran (sus palabras) una especie de advertencia.
“Si llamas al diablo, no te asustes cuando llegue”
Ya podéis crucificarme…

No hay comentarios

Nombre: (requerido)

E-mail: (requerido)

URL:

Comentario:

*