Crazy Horse

Frederick Wiseman es uno de los documentalistas más relevantes del mundo. Con 39 producciones a sus espaldas, en las que explora qué es eso a lo que llamamos “ser humano”, ahora vuelve a la gran pantalla con “Crazy Horse”, un documental que refleja el día a día en el popular club nocturno parisino. La aproximación […]

Frederick Wiseman es uno de los documentalistas más relevantes del mundo. Con 39 producciones a sus espaldas, en las que explora qué es eso a lo que llamamos “ser humano”, ahora vuelve a la gran pantalla con “Crazy Horse”, un documental que refleja el día a día en el popular club nocturno parisino. La aproximación de Wiseman es antropológica, practica un estudio del cuerpo humano y de todo lo que le rodea, retrata a las bailarinas como personas totalmente entregadas a su trabajo y sitúa al cabaret en el mismo contexto -al mismo nivel podría decirse- que otras representaciones escénicas, como el ballet o el teatro. De hecho, “Crazy Horse” llega a los cines precedido de “La danse”, película en la que Wiseman plasmaba el mundo del Ballet de la Ópera de París.

Wiseman es considerado como uno de los mayores exponentes del “Cinéma Vérité”, pero él niega esta asociación. Él se considera director de cine, ni siquiera documentalista. Para él, no debería existir esta distinción (director de cine vs. documentalista) y el término “Cinéma Vérité” sería algo pomposo y vacío de sentido.

La Antropología de los últimos tiempos ha prestado especial atención al cuerpo humano. Si se analiza adecuadamente, el cuerpo habla de la persona, de su tiempo y de su cultura. Wiseman, quizás intuitivamente, lleva décadas contribuyendo a este análisis. Por ello, se le ha denominado “el antropólogo profundo del cine americano” (The Guardian).

“Crazy Horse” se presenta ahora en el Festival de Venecia y vendrá al de San Sebastián, que se celebra del 16 al 24 de septiembre.

No hay comentarios

Nombre: (requerido)

E-mail: (requerido)

URL:

Comentario:

*