Las mujeres primero

Los amantes del fotoperiodismo tienen una cita ineludible en Gijón, puesto que el Centro Integrado Pumarín-Gijón Sur acoge, desde el día 4 y hasta el 25 de septiembre una exposición titulada “First Ladies” (juego de palabras que puede significar “Primeras Damas” o “Las mujeres primero”), dedicada a los millones de mujeres víctimas de conflictos en todo el mundo. Con fotografías de Pim Ras, Venus Veldhoen y Corb!no, la muestra ha sido organizada por Médicos Sin Fronteras y el Ayuntamiento, con la colaboración del Instituto Asturiano de la Mujer.

El sábado 21, además, se proyectarán -a las 20:30, con entrada libre- dos cortometrajes, “Criminales invisibles”, dirigido por Wim Wenders, y “The Positive Ladies Soccer Club”, por Joanna Stavropoulou.

Más información

Cine y mujer: “El piano”

El próximo viernes 6 de septiembre comienza en Gijón el ciclo “Cine y Mujer”, con la proyección de “El piano”, película neozelandesa dirigida en 1993 por Jane Campion.

La proyección tendrá lugar en el salón de actos del Centro Integrado de La Arena y la entrada es libre hasta completar aforo.

Más información

Te lo digo cantando

Un tipo vestido de romano, de pies a cabeza, con su pilum y todo; otro disfrazado de soldado nazi; alguien que representa a Galileo en sus tribulaciones, a Newton bajo el árbol, a Tesla electrificado. Un mafioso durante la ley seca…

Últimamente, se han puesto de moda los documentales que lo “reconstruyen” todo: barcos, estatuas, edificios, trincheras, lo que sea. Documentales basados en un extenso elenco de actores y en efectos especiales, que recrean situaciones históricas (con mayor o menor fortuna) y que hacen más difusa aún la frontera entre la ficción y la no ficción.

El documental, ese género informativo

¿Qué es lo más importante en un documental? ¿Que nos divierta? ¿O que nos informe?

Para la diversión pura, para el entretenimiento, podría decirse que ya existen otros géneros audiovisuales: desde la “peli de tiros”, hasta el musical, pasando por todos esos programitas narcóticos que nadie ve y que todos conocemos. Pero el documental es otra cosa, ¿no?

El documental es ante todo un género informativo, y esta invasión de peliculitas autodenominadas “documentales” no hace sino desvirtuarlo. Su territorio no es el del attrezzo y la tramoya, sino el de la entrevista en la calle. Sus protagonistas no aprenden guiones de memoria, sino que aportan un punto de vista personal, informado, relevante, sobre un hecho que merece ser contado. Y si hay que elegir la foto fea, se elige la foto fea.

Hacer evolucionar el documental por un territorio que no le es propio (sino que corresponde a empresas de casting, a grandes estudios, etc) es un modo de despojar al ciudadano -otra vez más- de la palabra y del conocimiento. Los canales que sólo emiten esa clase de documentales, lejos de informar, están desinformando a la población, apoltronándola, ofreciéndole un señuelo, una versión conveniente de la Historia, y lo que es peor, le están inculcando la idea de que “ver es comprender”.

La revancha

Pero, como sucede en la guerra de guerrillas, cuando el Imperio toma una plaza, la Resistencia toma un fortín, y así es como el documental (la “no ficción”), en su revancha, se ha colado en los lugares menos esperados: las series.

Las series de televisión, todos lo sabemos, por lo general son hiperbólicas, lo exageran todo. Pero en esa exageración, a menudo reside la verdad de las cosas. Como con Aaron Sorkin.

Él es un cineasta estadounidense, famoso por haber escrito el guión de “Algunos hombres buenos”, adaptado el de “La red social” y sobre todo, por haber creado la serie titulada “El ala oeste de la Casa Blanca”. Su último trabajo se llama “Newsroom”. Ambientada en la redacción de informativos de una importante cadena de televisión, la serie explora el mundo de los medios de comunicación de masas. En su desarrollo -crítico, ácido, pero bienintencionado- “Newsroom” ofrece pautas para los periodistas del siglo XXI, tan marcados por la tecnología y tan condicionados por el capitalismo. Sus personajes -como no podría ser de otra manera- son defensores a ultranza de la libertad de información y de la democracia.

Informar

Lo sabemos bien: los informativos de las grandes televisiones apenas informan. Son tantos los intereses creados, tantas las presiones, tan escaso el margen de maniobra y tan dura la resistencia, que los periodistas acaban por apoltronarse y seguir el juego a políticos y poderosos. La independencia es un mito, la objetividad, otro, y rellenar la escaleta se convierte en el único objetivo de unos profesionales que bien podrían -si se lo permitieran- ayudar a la población a comprender por qué sucede lo que sucede. Para eso, haría falta poner en contexto las noticias y que los informativos dejaran de ser esos capciosos desmemoriados que son, pero no vamos a hilar tan fino.

Lo curioso del caso es que Sorkin, desde una serie de televisión massmediática, desde la ficción, consigue contextualizar lo que está sucediendo hoy en el mundo mejor que cualquier informativo que se emita hoy en el mundo (y mejor que muchos documentales). Habla de Egipto y del ascenso de la democracia. Habla del Tea Party y del fundamentalismo descerebrado. Habla de Fukushima y del oscurantismo que envuelve a la energía nuclear. De la gran estafa global, del “techo de deuda”… Y habla de todo ello desde la razón, desde el sentido común, con contundencia.

Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres (Juan 8:32)

Y al final, ganamos. Los que queremos que el periodismo sea libre, ganamos. Los que aborrecemos la media verdad torticera, ganamos. Los que defendemos el derecho del ciudadano a estar informado, ganamos. Y los que amamos la verdad desnuda, ganamos.

Porque sí, nuestros enemigos (quienes se oponen a todo ello) habrán tomado los informativos, es verdad, son suyos. Habrán tomado los canales de documentales, cierto, casi todos. Habrán encarcelado a colaboradores de Wikileaks, sí. Habrán establecido un sistema de espionaje mundial, qué duda cabe. Pero al final, por poderosos que sean, por mucho que quieran ocultar la verdad, nosotros ganamos. Porque, cuando tengo razón, te lo digo a las claras. Y si no puedo, te lo digo cantando.

Ver secuencia de Newsroom

Ver promo de Black Mirror

Ciclo King Kong

Tres miradas sobre King Kong, en su 80 aniversario. El Centro Integrado de El Coto (Gijón) ofrece los días 28 de agosto, 4 y 11 de septiembre, una reposición de las producciones audiovisuales más emblemáticas de este gran simio: la primera, rodada en 1933, la segunda en 1976 y la tercera, dirigida por Peter Jackson en 2005.

La entrada es libre hasta completar el aforo.

Más información

Comienza “Peor imposible”

El ya tradicional ciclo de cine “Peor imposible”, que celebra en 2013 su décimo quinta edición, comienza esta semana en Gijón. El ciclo constituye un homenaje a las producciones audiovisuales de bajo presupuesto, a la “serie B”. Este año, bajo el lema “Combates, trifulcas e incluso reyertas”, podremos ver películas como “Bruce Lee contra los halcones negros”, “Comidos vivos”, “Tarzán en la gruta del oro” o “El ataque de los muertos sin ojos”. Las proyecciones serán comentadas por expertos en el género.

Aquí os dejamos el programa completo:

Programa “Peor imposible 2013”

Málaga y el documental

Aunque se trate de un festival relativamente joven (nace en 1998), el de Málaga es uno de los poquísimos que sirven para congregar en España a la industria internacional. Y eso es un valor.

Su nombre es “Festival de Málaga. Cine español”, pero el tiempo, la menguante producción audiovisual española y los imperativos económicos, quizás obliguen a rebautizarlo como “Festival de Málaga. Cine en español”. Y es que, efectivamente, Hispanoamérica está muy presente en Málaga, al menos durante los días del Festival.

Mercadoc

Una de las pruebas de que Málaga representa un hilo tendido a través del océano es la existencia de Mercadoc, un mercado de documentales donde se dan cita los Commissioning Editors (los que compran contenidos) de diversos canales de televisión, de diversos países. Directores de Chile, Perú, México, Argentina, Honduras, Guatemala, Bolivia, Ecuador, etc, viajan hasta España para presentar sus obras a un mercado que se quiere europeo, pero que no lo es tanto. Y no lo es tanto porque la producción audiovisual en español es mucha, y de gran calidad a menudo, pero no termina de entrar en los circuitos angloparlantes, si no es de la mano adecuada.

Con frecuencia, aquí descubren, esos directores, que quizás no sea tan importante estar presente en los círculos anglófilos -y que Málaga no es precisamente el foro idóneo para conseguirlo-, como establecer y reforzar vínculos entre países que comparten 500 millones de hispanohablantes. Málaga es (o debiera ser) un festival para hablar en español, para ver cine en español y para sentir que España y lo hispano es grande, que hay una identidad común, y que tenemos que apostar por esa identidad.

Bull Running in Pamplona

“Encierro” (“Bull Running in Pamplona”) es el título del documental que abrió la sección “Málaga Premiere” del año pasado (2012). Con más de 11.000 espectadores desde su estreno, el 28 de junio (de 2013), ya se ha convertido en el documental “español” más visto del año. Su temática, los sanfermines. Su característica, que está grabado en 3D y a lo largo de tres años. La sorpresa: su director, Olivier Van der Zee, es holandés.

La idea original del documental es de Enrique Urdánoz, quien también es su coproductor y director de fotografía, y el documental está participado por el Gobierno de Navarra, entre otros, pero, al parecer, los productores buscaban una mirada “extrañada” sobre el fenómeno de los encierros, una mirada extranjera, y por eso acudieron a Van der Zee.

Cabe pensar que quizás la mirada “extrañada” pudieran haberla encontrado en realizadores españoles. De hecho, para muchos españoles, los sanfermines son algo ajeno y relativamente desconocido. Pero el 3D, la España taurófila y un director holandés, facilitan que la película tenga recorrido internacional (no en vano Holanda es la cuna del festival de documentales más importante de Europa).

Web oficial Festival de Málaga

Web oficial “Encierro” (“Bull Running in Pamplona”)

El regreso de la pantera rosa

Y como continuación del ciclo “La comedia con nombres propios”, el próximo martes 27 de agosto podremos ver en pantalla grande “El regreso de la pantera rosa”, una de las más emblemáticas películas de Blake Edwards, protagonizada por Peter Sellers.

Se proyectará a las 19:30, gratis, en el Ateneo La Calzada de Gijón.

Más información

Tuno negro

Concluye en Gijón el ciclo de cine “Panorama”, con la proyección, este jueves 22, a las 19:30, de “Tuno negro”, una película de intriga dirigida por Pedro Barbero e interpretada, entre otros, por Maribel Verdú, Jorge Sanz, Fele Martínez, Eusebio Poncela y Silke.

Entrada libre hasta completar aforo.

Más información

Primera plana

Billy Wilder vuelve a la gran pantalla, con Jack Lemmon, Walter Matthau y Susan Sarandon como grandes protagonistas de “Primera plana”, una comedia que arroja la característica mirada ácida de Wilder sobre el mundo del periodismo. Podremos verla el próximo martes 20 de agosto, a las 19:30 en Ateneo La Calzada (Gijón).

Más información

Nadie conoce a nadie

La Semana Santa sevillana sirve de escenario para una trama en la que los jugadores lo apuestan todo. “Nadie conoce a nadie”, dirigida por Mateo Gil, gratis el próximo miércoles 14 de agosto, a las 19:30, en el CMI El Llano (Gijón).

Más información