Olimpiadas a la carta

Muchos de vosotros ya lo habréis visto, la cobertura que este año está haciendo Televisión Española de las Olimpiadas no tiene precedentes. Y no nos referimos a los canales tradicionales de televisión, sino a la web de RTVE, a la televisión del futuro.

Alejandro Vega, subdirector de RTVE a la carta, durante la última edición de FICOD dijo que este despliegue era “la gran apuesta” de Televisión Española: llevan años preparándolo. Han querido ofrecer tantos contenidos como les fuera posible, no sólo las grandes competiciones que se televisan habitualmente, sino partidos clasificatorios, deportes con menos seguimiento, etc.

Hasta catorce emisiones simultáneas en directo, más cientos de competiciones grabadas -para que el usuario pueda verlas cuando desee-, dan cuenta del enorme avance que supone esta iniciativa. El usuario puede crear su propia lista de reproducción y ver lo que quiera, cuando quiera.

Veréis que muchas competiciones no están comentadas. Os vamos a explicar el motivo. Los Juegos Olímpicos están grabados por un único equipo de televisión, que vende esas imágenes a las televisiones de todo el mundo (imaginaos qué caos supondría tener en la pista a un equipo de cada televisión: habría miles de personas, los deportistas no podrían ni moverse). Así que a Televisión Española -que compra esos derechos de emisión- le llegan imágenes de todas las competiciones que se están celebrando en ese momento (lo que en la jerga se llama “señal pool”). Y Televisión Española selecciona cuáles quiere emitir y cuáles no. Normalmente, televisa las competiciones en las que participan españoles, o las finales, o los deportes con mayor seguimiento.

En esta ocasión, Televisión Española ha decidido utilizar la tecnología (Internet, Smart TV…) para emitir todos esos juegos que antes era imposible ver, pero claro, ellos emiten esa “señal pool”, que viene sin comentarios. Comentar todos los contenidos ya supondría un despliegue mucho mayor.

La apuesta es muy ambiciosa y hay que reconocerlo, pero también es mejorable. En primer lugar, la navegación no es todo lo fluida que debería, la catalogación de los contenidos no es muy intuitiva, el reproductor no permite elegir la resolución de los vídeos y además nos tememos que los vídeos desaparezcan poco tiempo después de finalizar las Olimpiadas, como sucede con otros contenidos a la carta de RTVE.

En cualquier caso, tenemos que ser conscientes de que estamos al principio de una nueva era. En FICOD le preguntamos a Alejandro Vega que cuándo iban a dar el gran salto y a sustituir todos los sistemas tradicionales por estos nuevos. Él dijo que a la televisión tradicional aún le quedan muchos años por delante. Nosotros lo dudamos.

Ver RTVE

Ver EXTREME

Parabrisas interactivo

Si habéis visto “Misión imposible: Protocolo fantasma”, quizás recordéis a Tom Cruise conduciendo a toda velocidad mientras consulta un mapa en el parabrisas de su coche. Estas ventanillas interactivas, que parecen de ciencia ficción, ya se están diseñando.

El proyecto “Windows of opportunity” adapta el llamado “cristal inteligente”, un tipo de cristal que cambia de opacidad y que hace las funciones de pantalla, a las ventanillas -traseras de momento- de los coches. El cristal es interactivo, de modo que se puede controlar por contacto o con movimientos de la mano, en aquellos vehículos equipados con los sensores adecuados.

“Windows of opportunity” emerge de un trabajo conjunto entre General Motors y estudiantes del Future Lab del Instituto de Arte Bezalel de Israel. En principio es un prototipo y no está previsto comercializarlo, pero ya se han desarrollado varias aplicaciones informáticas, como “Pond”, un programa para compartir música con otro coche conectado, o “Spindow”, que muestra en tiempo real las ventanillas de otros usuarios.

Parece evidente que las grandes ventajas que aportará este sistema, cuando se llegue a implantar, tendrán que ver -como en “Misión imposible”- con la localización vía GPS -mapas- y con aplicaciones de realidad aumentada, que proporcionan información adicional de los sitios que se visita. Podremos preguntar “¿qué es este monumento?”, o “¿dónde está el hospital más cercano?”.

Donde aún no se le encuentra mucha utilidad a las pantallas transparentes es en el entorno doméstico. Samsung ya ha presentado modelos comerciales de pantallas transparentes de alta definición, de 22 y 46 pulgadas, pero sus aplicaciones parecen estar más relacionadas con la publicidad en centros comerciales que con el visionado de cine o televisión.

Mundos inexistentes

Aquí os dejamos una pequeña muestra de cómo se construye esa maravillosa mentira que es el cine. Brainstorm es una de las más importantes empresas productoras de 3D y “Motion Graphics” (gráficos animados) del mundo. Han trabajado para directores como Scorsese, los hermanos Coen, Ron Howard, o Tim Burton. Este vídeo es su “reel” -o “bobina”- correspondiente a la segunda temporada de “Boardwalk Empire”, serie ambientada en los años de la ley seca en Estados Unidos. Para dar una idea, diremos que producir el primer capítulo de esta serie costó 18 millones de dólares. Ver para creer…

Web oficial

Ver lo invisible

El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) publicaba recientemente los resultados de un estudio realizado por su Media- Lab, mediante el que han construido una cámara capaz de ver lo invisible, esto es, grabar imágenes que están fuera de su ángulo de visión. El sistema se basa en un rayo láser que, al chocar contra una superficie, estalla en haces de fotones, los cuales son posteriormente capturados por la cámara. De este modo, los diferentes tiempos que los fotones tardan en volver a la lente son identificados como distintas distancias al objeto escondido, haciendo posible su reconstrucción en 3D.

Las aplicaciones de esta invención son muy variadas y aún están por descubrir. Se intuye que será útil para los sistemas de rescate durante un incendio, para los sistemas de seguridad de los coches y también para la Medicina. 

Las gafas inteligentes

Responder a nuestras llamadas y mensajes, consultar un recorrido en el mapa, grabar vídeo, escuchar música y mil cosas más, todo mediante unas gafas que se controlan con nuestra voz. Project Glass es el último invento de Google, tan revolucionario que está causando una intensa conmoción a nivel mundial, por las repercusiones que entraña.

La llamada “realidad aumentada” parece que ha encontrado en este producto su mejor aliado. Se trata de un instrumento capaz de ofrecernos las capas de datos que necesitemos en cada momento. Horarios de conciertos, información sobre nuestras cuentas bancarias, sobre el personaje a que haga referencia un monumento con el que nos topemos y en definitiva toda la información disponible en la web.

Existen incluso aplicaciones que permiten el reconocimiento de rostros, de modo que en poco tiempo será posible cruzarse con un desconocido por la calle y conocer automáticamente su “perfil público” (profesión, número de teléfono, estado civil, o lo que esa persona haya decidido hacer público).

Según el New York Times, estas gafas estarán a la venta a finales de este mismo año, por un precio similar al de un “smartphone”.

Si queréis obtener más información sobre realidad aumentada, os recomendamos que veáis la conferencia que se impartió a finales del año pasado en el CEEI. 

Subtítulos a oído

Youtube ha puesto en marcha recientemente, en una versión de prueba, “Automatic captions”, una utilidad que detecta las palabras pronunciadas y las transcribe, convirtiéndolas en subtítulos para los vídeos; es decir, que crea subtítulos “a oído” automáticamente.

Si a esta nueva herramienta le añadimos la traducción simultánea de subtítulos, que ya existía en Youtube, podemos conseguir que un vídeo en japonés, por ejemplo, se subtitule automáticamente en español.

El avance que ofrece “Automatic captions” es enorme, evidentemente. Ser capaces que conseguir cualquier contenido traducido a cualquier idioma, automáticamente… es algo increíble. Y es tan increíble porque, en parte, es algo -todavía- imposible. “Automatic captions” de momento sólo está disponible para audios en inglés de determinados canales (UC BerkeleyStanfordMITYaleUCLADukeUCTVColumbiaPBSNational Geographic). Además, no siempre transcribe correctamente las palabras (depende mucho de la dicción del orador). Y cuando ese texto transcrito “a oído”, lo traducimos automáticamente, la barca ya empieza a hacer muchas aguas, a menudo se pierde el sentido de las frases.

No obstante, el esfuerzo de Google-Youtube es digno de alabanza. Para hacer las cosas bien, en general es necesario hacerlas primero mal. Y en eso estamos.

Os dejamos un pequeño tutorial para que os familiaricéis con la nueva herramienta:

 

El mundo después de Megaupload

Tras el cierre, de todos conocido, por parte del FBI, de la plataforma Megaupload -que alojaba miles de películas en su versión “pirata”-, las más importantes webs de descarga directa (Fileserve, Rapidshare, VideoBB…) han retirado de sus servidores buena parte de sus contenidos “pirata”, por miedo a una intervención de las Autoridades. Dicha circunstancia ha producido entre los usuarios un resurgimiento de los métodos de descarga P2P (Peer to Peer), como Emule o BitTorrent, sistemas estos que habían sido abandonados, en cierta medida, en pro de las plataformas de descarga directa.

El P2P se basa en el intercambio de archivos entre usuarios, es decir, el material no está alojado exclusivamente en un servidor -como estaba en Megaupload-, sino que está diseminado entre los ordenadores conectados en ese momento. La descarga es, por este motivo, más lenta e insegura que en la modalidad directa, pero a nivel legal, se trata de un sistema mucho más difícil de erradicar y por tanto, más efectivo para el “pirata”.

CDs, DVDs… No, gracias

CDs, DVDs, tarjetas de memoria, cintas, discos duros, Blu-rays… Son todos soportes de grabación, pero ¿cuál es el mejor? ¿Volverá a suceder lo mismo que con las cintas de cassette y VHS? ¿Tiraremos todos nuestros CDs y DVDs a la basura?

¿Hacia dónde evoluciona la industria?

Sin detenernos en las características técnicas de todos estos formatos –para eso tenemos la Wikipedia-, intentaremos evidenciar la actual decadencia de los soportes a los que -para entendernos- llamaremos “físicos” (cintas, CDs, DVDs, Blu-rays) frente a los que llamaremos “digitales” (tarjetas de memoria, discos duros, SSD…), éstos últimos en pleno auge.

Un par de décadas atrás, el usuario medio no almacenaba tanta información como hoy en día. Bastaba con un álbum para las fotos familiares, un archivador para los recibos del banco, unas cuantas cintas VHS -en las que cabían dos horas de vídeo-, algunos vinilos –con 20 minutos de música en cada cara- y poco más. Los pocos ordenadores que había en el mercado funcionaban con cintas magnéticas o discos magnéticos, de muy bajo tamaño de almacenamiento, y en el entorno profesional televisivo se utilizaban formatos como el U-matic o el Betacam, con enormes cintas que permitían almacenar con buena calidad el vídeo con el que trabajaban. Para la edición de vídeo se utilizaban ABrolls, que simplemente eran diferentes “vídeos” (“magnetoscopios” en lenguaje técnico) conectados entre sí. Uno o varios de ellos eran la fuente y se iban eligiendo planos de una cinta o de otra, que se grababan en otro magnetoscopio, en otra cinta. Hoy en día este flujo de trabajo ha cambiado mucho, las cintas, o no se utilizan, o se utilizan poco… Pero no entremos en eso… todavía.

Estamos a mediados de los 80. Las cintas de cassette aseguran el almacenamiento de nuestras canciones o programas de ordenador. Los ordenadores han ido evolucionando, los discos duros van teniendo más capacidad, pero siguen siendo muy caros. En los ordenadores más modernos se empieza a utilizar el floppy disc…Y de pronto, como por arte de magia, aparece el CD. Y todo cambia.

“Éste es el formato óptico”, “es el futuro”… todos nos pusimos como locos a sustituir lo que teníamos en cinta de cassette por nuestros nuevos y flamantes CDs. No hacía falta rebobinar para escuchar esa canción que tanto nos gustaba y además, al contrario que las cintas -que al irse usando van perdiendo la información grabada y cada vez se escuchan peor- los CDs ofrecían cero pérdida de calidad con el paso del tiempo. También se dijo de ellos que eran irrompibles, pero ¿quién se cree esto ahora?

Son los noventa, los DVDs acuden para sustituir a las cintas VHS, otra vez con muchas ventajas, como la no degradación de la calidad de la imagen, la posibilidad de subtítulos, audio en varios idiomas, capítulos… Pero fue cuando Internet se popularizó –alrededor del año 2000-, y cuando las fotografías y el video se colaron en nuestros ordenadores, cuando empezamos a necesitar más espacio de almacenamiento. Los discos duros existentes se nos quedaban pequeños y vimos una solución en los DVDs. Con sus 4.7GB de almacenamiento, a un precio bajo, servían para guardar nuestros contenidos digitales. Pero los DVDs tienen también carencias: son relativamente frágiles, si se rayan, toda la información se puede perder, ocupan espacio -al principio parece que no demasiado, pero si pensamos que 2TB son más de 400 DVDs, vemos que el almacenamiento y la catalogación empiezan a ser un problema- y claro, no es posible grabar en ellos archivos mayores de 4,7GB.

Los discos Blu-ray vienen –algunos años después- de la mano del vídeo en alta definición. Una película en alta definición “pesa” bastante más de 4,7GB, y el Blu-ray parece la salvación, el sustituto natural del DVD, puesto que es un formato que puede almacenar hasta 25GB por disco. El Blu-ray necesita un lector específico –bastante caro, por cierto-, razón por la cual no consigue calar en un mercado que ya observa con recelo los continuos cambios de formato. No obstante, el Blu-ray goza de cierto auge durante los años 2007-2008, porque la consola de videojuegos PlayStation 3 reproduce este tipo de discos. Hoy, en el año 2012, ya es difícil encontrar en el mercado una grabadora de discos Blu-ray, por lo que la muerte de este formato es una realidad anunciada.

Entonces ¿cuál es la solución perfecta? Lamentablemente, no la hay. Hoy en día, los discos duros han aumentado muchísimo su capacidad, llegando a los 3TB y más, a un precio mucho más bajo (hay discos duros de 3TB por menos de 200 Euros). Pero los discos duros tienen otros problemas: son muy frágiles; con un simple golpe, es fácil perder la información. Y tienen una vida útil limitada… Tres o cuatro años de media. Su velocidad de escritura o lectura, además, es baja y hoy en día, con los ordenadores que hay en el mercado, es uno de los componentes que más ralentizan el flujo de trabajo.

Y al fin llegamos a los llamados SSD (Solid State Disk). Simplificando, son tarjetas de memoria –como las de las cámaras de fotos digitales- con más capacidad, mucho más rápidas y resistentes que un disco duro, pero bastante más caras.

Como se ve, existen muchos soportes de grabación en el mercado actual. Todos presentan ventajas e inconvenientes y nos queda a nosotros la decisión de por cuál decantarnos, según las necesidades que tengamos. Si lo importante es la velocidad y la durabilidad, sin duda los SSD son el futuro. Si prima el almacenamiento, lo más cómodo son los discos duros. En videocámaras, muchas veces la cinta digital sigue siendo la mejor opción.

Como profesionales del vídeo, nosotros pensamos que es el momento de evolucionar, de moverse hacia delante. El tiempo de los DVDs, CDs y Blu-rays ha pasado. Discos duros, tarjetas de memoria, pen drives o discos SSD son el futuro. Con soluciones como los raids (que son discos duros conectados en cadena para mejorar su velocidad o realizar copias de seguridad) tendremos cubiertas todas nuestras necesidades a nivel usuario. Y el “almacenamiento en la nube”, gracias a la mejora de las conexiones a Internet, se perfila también como una alternativa a los soportes “físicos”. Servicios como Megaupload o ICloud de Apple, que alquilan espacio en sus servidores para así tener acceso a nuestros contenidos desde cualquier parte del mundo, están teniendo una excelente acogida.

Así que, si alguien nos ofrece un CD o un DVD por la calle –o, con mayor motivo, en una tienda-, ya sabemos la respuesta (si queremos ser corteses): “No, gracias”.

Augmented realityRealidad aumentada

EMTUSA, the carrier of Asturias, has submitted an application based on the technology of “augmented reality” that allows to locate bus stops, points where you can recharge cards, parks, taxi ranks and cycle hire. All this from a smart phone (Smartphone) and for free.
The technology of “augmented reality” is the enrichment of real-world images in real time by superimposing textual information, icons or images. With this application, the user can see through your mobile screen images the camera captures information superimposed closest stops, taxi stands, recharging points and bicycle rentals. In the case of stops, and indicating the distance and how to get reports on the next bus to pass by this stop. The user is thus a “virtual roof” on your mobile.

Download Application

EMTUSA, la empresa de transportes de Asturias, ha presentado una aplicación basada en la tecnología de “realidad aumentada” que permite localizar paradas de autobús, puntos donde se puede recargar tarjetas, paradas de taxis y parques de alquiler de bicicletas. Todo ello desde un teléfono inteligente (Smartphone) y de manera gratuita.

La tecnología de “realidad aumentada” consiste en el enriquecimiento de imágenes del mundo real en tiempo real mediante la superposición de información textual, iconos o imágenes. Con esta aplicación, el usuario puede ver a través de la pantalla de su móvil las imágenes que capta la cámara con información superpuesta de paradas más cercanas, paradas de taxis, puntos de recarga y alquiler de bicicletas. En el caso de las paradas, además de indicar la distancia y como llegar, se informa de los próximos autobuses en pasar por dicha parada. El usuario dispone de esta manera de una “marquesina virtual” en su móvil.

Descargar aplicación

 

 

 

 

Thunderbolt

Is the name of the new connection interface designed by Intel, which replaces the USB so popular. Apple has committed fully to this new technology and incorporating it has shown to all new-generation equipment. Thunderbolt featureis its large bandwidth, 10 Gbps, twice the current USB 3.0 and much more than other previous standards such as Firewire (800 Mbps) or USB 2.0 (500 Mbps). In addition, it can be connected in series, so that all devices coming tothe computer via a single cable.

The short-term future will be marked by the struggle between Thunderbolt and USB 3.0, but long term it seems that no competitor will stay Thunderbolt, as Intel plans to change the copper that made ​​optical fiber, which would increaseexponentially with the width -band (100 Gbps).

Comes to professional video well this technological evolution, as it will remove the hard drives out of the editions, also for working in high definition and other things.

The main disadvantage is its high cost, but the recent increase in the supply of compatible devices seems to herald an imminent price decline, so we can be optimistic.Es el nombre del nuevo interfaz de conexión diseñado por Intel, que viene a sustituir al tan popular USB. Apple ha apostado de lleno por esta nueva tecnología, y lo ha demostrado incorporándola a todos sus equipos de nueva generación. La característica de Thunderbolt es su gran ancho de banda, 10 Gbps, el doble que el actual USB 3.0 y mucho más que otros estándares anteriores como Firewire (800 Mbps) o USB 2.0 (500 Mbps). Además, se puede conectar en serie, de modo que todos los dispositivos llegarán al ordenador a través de un solo cable.

El futuro a corto plazo vendrá marcado por el combate entre Thunderbolt y USB 3.0, pero a largo plazo parece que THunderbolt se quedará sin competidor, puesto que Intel tiene previsto cambiar el cobre que lo compone por fibra óptica, con lo que aumentaría exponencialmente el ancho de banda (100 Gbps).

Al vídeo profesional le viene muy bien esta evolución tecnológica, porque permitirá sacar los discos duros fuera de las ediciones, también para trabajar en alta definición y otras muchas cosas.

La principal desventaja de Thunderbolt es su elevado coste, pero el reciente aumento de la oferta de dispositivos compatibles parece anunciar un inminente descenso del precio, así que podemos ser optimistas.